fbpx

Cultura Organizacional según Handy y Harrison

Tiempo de lectura: 2 minutos

De la misma manera que determinados grupos sociales vienen definidos por las características comunes que los definen, cada empresa tiene un tipo de cultura específico que viene descrito por los procedimientos propios de cada una.

Por eso, es muy importante contar con una cultura organizacional bien definida, ya que esta detalla cómo es tu empresa y por qué se comporta de la manera que lo hace, es una definición de sí misma.

Dentro de los indicadores de una cultura se recogen: el conjunto de valores, el organigrama, los objetivos y las normas que comparten todos los individuos pertenecientes a esa cultura, la cual se transmite a los nuevos miembros que se van incorporando a la organización.

Para explicar los tipos de cultura que podemos encontrar en distintas empresas, hemos recurrido a la definición de Cultura Organizacional que explicaron Charles Handy y Roger Harrison, quienes entienden la cultura como la ideología de una empresa que define la forma en que se realizan una serie de procesos.

Existen, según Handy y Harrison, una serie de factores que influyen en la definición de los distintos tipos de cultura corporativa, y estos son:

  • Relaciones de poder: forma de distribución del poder dentro de la empresa, es decir, el diseño del organigrama, si se trata de una empresa con una gerencia centralizada, piramidal, o cualquier otro modelo de jerarquía.
  • Herramientas de recompensa y motivación: formas en los que la empresa incentiva a sus empleados, ya sea de manera monetaria o con beneficios tipo días libres, flexibilidad horaria, capacidad de promocionar,
  • Formas de pensamiento y aprendizaje: cómo se “educa” a los empleados en cuanto a valores, normas y objetivos se refiere.
  • Capacidad de influencia y cambio: competencia de la empresa para llevar a cabo cambios dentro de la misma.

De este modo, podemos diferenciar cuatro tipos de cultura empresarial:

  1. CULTURA DE LA FUNCIÓN

Son organizaciones cuyo objetivo principal es lograr un equilibrio empresarial mediante la instauración de técnicas concretas, con un seguimiento estricto de las

normas. Se basan en un sistema de trabajo rígido, donde lo principal es la forma de trabajo.

  1. CULTURA DE LA PERSONA

Lo principal para este tipo de empresas son sus trabajadores y que estos se encuentren en un entorno apropiado para el perfecto desarrollo de sus funciones. Esto se realiza a través de incentivos y de la creación de un ambiente excepcional.

  1. CULTURA DEL PODER

Son empresas donde el poder se encuentra en manos de unos pocos que son los encargados de tomar todas las decisiones. Se trata de un tipo de cultura enfocada en la rapidez y lo económico.

  1. CULTURA DE LA TAREA

Para este tipo de corporaciones, lo más importante es optimizar los recursos que se encuentran a su disposición, para realizar sus tareas de la forma más eficaz posible y así asegurar que se consiguen los objetivos fijados.

Queremos insistir en la importancia de una cultura organizacional bien definida, ya que se trata de la naturaleza de tu empresa, de lo que es y en lo que se quiere convertir. Debes tener esto muy claro desde el principio y realizar todas las acciones con coherencia hacia tu cultura.