fbpx
+34 900 877 066 hola@agenciabumeran.com

¿Cómo fijamos los precios de un producto o servicio?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Toda transacción comercial suele tener como finalidad principal la obtención de una cuantía de dinero. Para ello, todos los productos y servicios son definidos con un precio, el cual está igualado al valor monetario de la utilidad recibida.

Entre las características principales del precio, encontramos que se trata de un instrumento competitivo dentro del mercado, que proporciona ingresos al vendedor y que, en muchas ocasiones, es la única información de la que dispone el comprador ante la compra.

Todo aquel que haya ofrecido en alguna ocasión un producto o un servicio, sabe de la dificultad de fijar un buen precio para lo que presenta. Por eso, vamos a daros algunas de las formas que el marketing define como métodos de fijación de precios.

Para empezar, encontramos los sistemas basados en el coste, que a su vez se dividen también en dos métodos: el primero, basado en el coste total de una unidad de producto, a la que se le suma el margen de beneficio; y el segundo, se basa en el precio objetivo, fijando el precio teniendo en cuenta los beneficios y un volumen de ventas ya facilitado.

Por otro lado, los precios de un producto o servicio, también se pueden fijar teniendo en cuenta la competencia, determinando un precio similar; a no ser que lo que tu ofertes, disponga de una ventaja o desventaja frente a tus rivales, de ese modo, fijarás tu precio de acorde a las cualidades añadidas o restadas.

Por último, si tenemos en cuenta las variaciones de la demanda y las consecuencias psicológicas de los precios en el mercado, estaremos frente al método basado en la sensibilidad de la demanda.

En base a estos métodos podemos hablar de una serie de estrategias de precio, estas son:

  • Precios diferenciales, aquellos que intentar utilizar la semejanza entre consumidores para así incrementar las ventas y por ende los beneficios. Es decir, cobran un precio distinto para el mismo producto o servicio, dependiendo de quién sea el consumidor.
  • Estrategias de precios psicológicos, las cuales se fundamentan en la forma en que el mercado distingue los distintos precios y en el modo en que el propio consumidor relaciona estos con las cualidades del producto o servicio.
  • Estrategias de precio para nuevos productos, donde podemos diferenciar tres tipos distintos:
    • precio de penetración: se utiliza un precio bajo desde el lanzamiento del producto o servicio.
    • precio de selección: son aquellos casos en los que la marca lanza un producto o servicio a un precio elevado, ya que esto supone un target más exclusivo.
    • precio de descremación: comienza con un precio más elevado, el cual se va disminuyendo de manera progresiva para llegar a nuevos clientes.
  • Estrategias competitivas, aquellas fijadas dependiendo, directamente, en la competencia y en tu producto o servicio respecto al suyo, teniendo en cuenta las ventajas y/o desventajas.
  • Estrategias para líneas de productos, teniendo en cuenta los beneficios totales de la línea, aislando los beneficios de cada uno de los productos integrantes.

Como veis, no solo necesitas un producto de calidad, si no disponer de una buena estrategia para poder competir en un mercado cada vez más globalizado.